Los Pagos a Cuenta y el Informe 085-2009/SUNAT en Empresas Inmobiliarias

Acaba de terminar la primera parte del Taller Contable y Tributario para Empresas Inmobiliarias y quiero compartirles un tema que abarcamos en clases. Muchas veces el uso del PDT 621 IGV – RENTA genera confusiones al momento de “tratar de nivelar” la base imponible del IGV y Pago a Cuenta del Impuesto a la Renta. Si bien en algunas actividades económicas – la comercial, por ejemplo – puede coincidir; en el sector inmobiliario la situación es distinta. Usualmente primero se paga el IGV, asociado a los anticipos, y los Pagos a Cuenta del Impuesto a la renta posteriormente, cuando se cumplan los requisitos establecidos en la NIC 18 – al menos en lo que queda del 2017- mientras no entre en vigencia la NIIF 15.Les recomiendo revisar el siguiente video.

Para nombrar estados financieros ¿Puedo seguir utilizando los términos “Balance General ” y Estado de Ganancias y Pérdidas”?

CPCC Dionicio Canahua

Uno de los cambios que se ha producido, hace un tiempo ya, con relación a los Estados Financieros; está vinculado a la denominación de los mismos. Al respecto el Párrafo 10 de la NIC 1 señala lo siguiente:

“”Un juego completo de estados financieros comprende:
(a) un estado de situación financiera al final del periodo;
(b) un estado del resultado del periodo y otro resultado integral del periodo;
(c) un estado de cambios en el patrimonio del periodo;
(d) un estado de flujos de efectivo del periodo;
(e) notas, que incluyan un resumen de las políticas contables significativas y otra información explicativa;
(…)”

 

Como podemos observar ya no se utiliza los términos Balance General y Estado de Ganancias y Pérdidas, si se fijan en los puntos (a) y (b) podrán observar los cambios. Sin embargo, muchas entidades no lo aplican. Entre ellas la SUNAT (Administración Tributaria). ¿Es factible aplicar la denominación anterior?

El párrafo 10 de la NIC 1 en su parte final enuncia lo siguiente:

“Una entidad puede utilizar, para denominar a los estados, títulos distintos a los utilizados en esta Norma. Por ejemplo, una entidad puede utilizar el título “estado del resultado integral” en lugar de “estado del resultado y otro resultado integral”.

 

Ello implica que no hay una obligatoriedad en el uso de las nuevas denominaciones. Si bien el ejemplo se aplica sobre los nuevos términos no implica una restricción con relación a la utilización de las expresiones “antiguas” como las de Balance General o Estado de Ganancias o Pérdidas.

Esta situación se ve reforzada por el párrafo 21 de los Fundamentos de las Conclusiones de la NIC 1 ( Parte B Libro Rojo- 2015) que afirma lo siguiente:

“Al finalizar su revisión, el Consejo confirmó que los títulos de los estados financieros utilizados en esta Norma no serían obligatorios. Los títulos se utilizarán en las futuras NIIF pero no se requiere que sean utilizados por las entidades en sus estados financieros. Algunos de quienes contestaron al proyecto de norma mostraron su preocupación de que títulos no obligatorios generarán confusión. Sin embargo, el Consejo considera que no hacer obligatorio el uso de los títulos concederá tiempo a las entidades para implementar gradualmente los cambios, conforme los nuevos títulos resulten más familiares.”

 

A manera de conclusión nos daremos cuenta que aún no podemos exigir a la Administración Tributaria que realice los cambios de denominación; aun cuando para efectos del PDT se requiere considerar la primera parte del Estado de resultado del periodo y otro resultado integral, excluyendo el ORI (Otro resultado integral). Aquí si se presentan diferencias que van más allá de la denominación y hacen referencia a la estructura del Estado Financiero en sí. Este tema da para más y lo comentaremos más adelante.

¿Qué sucede si olvido arrastrar un crédito fiscal en el PDT 621?

CPCC Dionicio Canahua

Una situación recurrente en las declaraciones realizadas en el PDT 621 esta asociada a la omisión “involuntaria” del crédito fiscal en un determinado mes. ¿Se debe rectificar la declaración? ¿Puedo seguir arrastrándola en otro mes.?

El Articulo 25 del TUO de la Ley del IGV señala lo siguiente:

“Crédito fiscal mayor al Impuesto Bruto.-Cuando en un mes determinado el monto del crédito fiscal sea mayor que el monto del Impuesto Bruto, el exceso constituirá saldo a favor del sujeto del impuesto. Este saldo se aplicará como crédito fiscal en los meses siguientes hasta agotarlo”

Como podemos observar se señala que el crédito fiscal se debe aplicar en los meses siguientes hasta agotarlo, en ningún momento se establece la posibilidad que el deudor tributario elija si en un mes debe o no arrastrar dicho crédito.En consecuencia, si se omite en un mes el arrastre del crédito fiscal la declaración correspondiente debe ser modificada con la finalidad de acumular o aplicar dicho crédito.

Esta posición es considerada por la Administración Tributaria en el Informe 031-2002-SUNAT/K00000 que señala lo siguiente:

(…)
“Por su parte, el artículo 25° del citado TUO establece que cuando en un mes determinado el monto del crédito fiscal sea mayor que el monto del Impuesto Bruto, el exceso constituirá saldo a favor del sujeto del Impuesto. Este saldo se aplicará como crédito fiscal en los meses siguientes hasta agotarlo.De las normas antes glosadas fluye que, el saldo a favor del IGV debe aplicarse necesariamente como crédito fiscal en los meses siguientes hasta agotarlo, no estando permitido dejar de utilizarlo en algún mes para aplicarlo en otro posterior.

De ello se deduce que, a fin de determinar el IGV a pagar, deberá aplicarse contra el impuesto bruto tanto el crédito fiscal del período como el saldo a favor del período anterior, si lo hubiera. En tal sentido, si el crédito fiscal y/o el saldo a favor señalado resultan mayor que el débito fiscal, el contribuyente no tendrá en dicho período deuda tributaria.
En consecuencia, cualquier pago que se realice contra dicho impuesto y período tributario tendrá carácter de pago indebido o en exceso, según corresponda.”

Asimismo el Tribunal Fiscal se ha pronunciado sobre el tema por medio de la Resolución 2688-1-2005.

La aplicación del saldo a favor en el mes siguiente al generado es de carácter imperativo, lo que imposibilitaría cualquier actuación discrecional por parte de los contribuyentes, debiendo utilizarse el crédito fiscal en los meses siguientes a su generación hasta agotarlo.

 

Como podemos observar tanto la Administración Tributaria como el Tribunal Fiscal concluyen afirmando que un contribuyente no puede optar por aplicar en un mes el arrastre del crédito fiscal, debe ser considerado en su totalidad en todas las declaraciones mensuales hasta que se agote. Ello implica que para poder arrastrar dicho crédito fiscal debemos de rectificar la declaración.